Visión para un legado

2 Timoteo 2:1-2

Todo Elías necesita un Eliseo. Todo Pablo necesita un Timoteo. Todo padre necesita un hijo.

Toda iglesia necesita tener una generación preparada para moverse al destino profético en Dios.

La esperanza de la iglesia esta en preparar hijos en la casa que carguen un llamado y un legado a otras generaciones.

Para esto necesitamos: VISIÓN.

Mucho se habla hoy DIA acerca de Visión. Como todos los términos bíblicos, nuestra definición influencia nuestro entendimiento. Una definición equivocada nos llevara a un entendimiento equivocado o distorsionado.

Visión es sencillamente, la habilidad de ver. En la Escritura, es la habilidad de ver de acuerdo a la elección de El, lo que Dios ha hecho en el cielo para que se cumpla en la tierra.

Es imposible dirigir gente sin una visión bien definida. Lo que muchos llaman hoy DIA visión no es sino un plan de mercadeo o metas especificas de una localidad.

La visión de Dios es algo más que eso.

Prov. 29:18

I. Hay que prepararse a recibir la Visión de Dios. (No la nuestra).

a. Éxodo 3:3-4

Dios estaba llamando la atención de Moisés haciendo algo sobrenatural en lo natural. Para que Moisés pudiera ver lo que estaba pasando tuvo que voltear a ver lo que estaba pasando. Para recibir visión de Dios hay que estar dispuesto a voltearse de lo normal, rutinario; parar de hacer todas las cosas buenas que Dios no nos mando a hacer

Usualmente esto requiere la intervención del fuego. No un fuego destructor sino más bien constructor en nosotros. Solo cuando Dios vio que Moisés se torno fue entonces que le hablo desde el fuego de la visión que El tenia para Moisés.

La habilidad de ver lo sobrenatural no es suficiente, tiene que haber una disposición a tornarse para oír la voz de Dios de visión.

b. Moisés estuvo 40 años en preparación.

Moisés era un líder. Como todo líder necesitaba una preparación. La preparación que Dios tenía para Moisés no era la más grata. Si Moisés hubiera sabido que esa era la preparación, no hubiera entrado. Después de todo, el había sido educado en las mejores universidades y conocía a los hombres de más influencia en el mundo y había sido entrenado para ser parte de la clase exclusiva de gobernantes en Egipto. ¿Que más preparación que esa? Podría haber pensado el.

Axial que como con nosotros; Dios permite circunstancias indeseables muevan a Moisés a lugares de escondite donde será instruido en el desierto. Sus 40 años de preparación estaban llegando a su fin. El estaba necesitando una visión del cielo- una visión que le diera entendimiento, dirección, y confianza para dirigir los hijos de Dios. Una visión no de el o nacida de sus deseos para el pueblo de Dios sino mas bien una visión que vendría de Dios para el pueblo, una visión en donde todos los corazones de Israel se pudieran edificar.

c. La Visión de Dios siempre envuelve al cielo y la tierra.

Dios le habla a Moisés y le dice “Moises, Moisés”. Usando su nombre en una declaración doble. Esa declaración doble lo que hacia era confirmando que Dios mismo establecía su propósito celestial para la tierra a través de Moisés.

En Éxodo 3 y 4 Dios le habla de visión y propósito a Moisés. Nuestro entendimiento de visión y propósito siempre se expande. No nos dan todo el pan de momento, nos dan una rebanada hoy otra luego y así. Según crecemos en Dios.

II. Visión y propósito siempre están en desarrollo.

a. Éxodo 3:8-10

b. Moisés había esperado por 80 años saber Su propósito.

En una oración se resume el propósito por el cual Moisés había esperado 80 años. No era el propósito completo sino un bosquejo al que se le pondrían muchas otras partes. Dios planeaba mover a Israel. El estaba escuchando. Los visitaría, les hablaría a través de Moisés, planificaba librar su esclavitud y oprobio, responder a su clamor y hacer de Moisés un instrumento. Que Visión tremenda. Pero no estaba completa. vendría mas en Sinai y otros lugares, pero le dio al pueblo un entendimiento, propósito y visión en la cual otros como Josué; eventualmente entraron.

III. El Lugar de la Visión

a. Éxodo 3:1

Note en donde esta Moisés y que esta haciendo cuando llega visión y propósito a su vida. Estaba en un desierto cerca de Horeb atendiendo el rebano de Jetro su suegro. Horeb sig. Desperdicio y Jetro sig. Excelencia. El no estaba en la ciudad donde estaba la masa de personas. ¿Donde es que usualmente se encuentra propósito y visión? Es en lugar de desierto donde no hay una atmósfera de auto promoción y la confusión y opinión de opiniones religiosas. Es cuando estamos cuidando las ovejas de otro y haciendo lo que Dios quiere que hagamos en este momento. Dios siempre nos lleva a Horeb.

b. El lugar no determina tu éxito o fracaso.

c. Allí en el lugar que despreciamos hay Visión de Dios.

IV. Visión verdadera es recibida de nuestro Padre.

a. Todo mover de Dios tiene la cara de un hombre.

Una visión verdadera es parte de otra visión. Si no conozco la visión de mi padre, difícilmente recibiré totalmente la visión de Dios para mi ministerio. Si no puedo escribir la visión de mi padre, ¿como la pasare a mis hijos? No se puede. A menos que la visión crezca y progrese a través de las generaciones, el propósito de Dios para nuestras vidas nunca se desarrollara por completo. Mi visión, aunque no sea idéntica, debe venir y relacionarse con la visión de mi padre. Si eso no sucede entonces hay dos visiones en una casa y eso se traduce como división. En ese sentido división es tener dos visiones encontradas en una casa o la separación de la visión.

Por eso es que gente que no entiende la visión de una casa, no la promueve y no esta de acuerdo con ella y siempre causan divisiones en una casa.

b. Visión de Dios es basada en amor; no unción, doctrina o talento.

c. La visión de Dios es más amplia que la nuestra.

La visión general de Dios es: salvar al perdido y restaurar al mundo consigo. Los evangelios lo llaman la gran comisión. Como se cumplirá la gran comisión será Dios dando a ministerios principales porciones especificas de una visión general.

V. El ministerio se edifica en la Visión y siempre crece.

a. Hechos 26:14-19

Pablo necesitaba una visión para cumplir la obra de Dios. No era una obra de construir edificios o de cuanta gente había bajo su apostolado. En ningún lugar de la escritura dice el número de seguidores o de gente que había en ninguna de sus iglesias.

b. Visión para Pablo no era solo una asociación sino una relación con el Creador.

La grandeza de Pablo no estribaba en las cosas que hacia, ni en las cartas que escribía sino que era que el estaba en una jornada para conocer a Jesús. El tenía una visión de Dios y conocía su identidad y propósito independientemente de hombre u organización.

c. La Visión le dio identidad y propósito para su vida.

Al finalizar su vida Pablo dijo “He terminado”. La razón por la que el decía esto era porque tenia una visión y un propósito. Pablo sabia que era lo que se suponía que el hiciera y supo cuando lo había terminado. Demasiada gente fallamos en volver a la intersección espiritual en búsqueda de una nueva arteria del ministerio por no tener una visión clara.

VI. La Visión debe ser Recibida, Escrita y Sencilla.

a. Habacuc 2:1-3

b. Tres (3) cosas que se logran al escribir la visión:

1. Clarifica y refina la visión en nuestra mente, permitiéndole a Dios añadir entendimiento de la misma.
2. Le da al pueblo un mapa claro para entender el propósito y dirección de sus vidas.
3. Permite que la visión pase a otras generaciones.

1 Samuel 3:1

En muchas formas la iglesia de hoy esta como los tiempos del sacerdocio de Eli. El liderazgo caído, sin orden espiritual, no muchos padres e hijos, la iglesia viviendo de experiencias pasadas y glorias viejas.

Las parábolas e instancias de sanidad sobre los ciegos en los evangelios son ejemplos espirituales de una visión de Dios o de la falta de ella.

Lo opuesto a tener Visión es estar ciego.

Jesús dijo que cuando un ciego guía a otro ciego su fin es el hoyo (Lucas 6:39).

Visitación, preparación, relación, oración, fundamento Escritural y el lugar escondido son términos relacionados con encontrar la visión de Dios.

RECUERDE: LO MÁS GRANDE QUE USTED PUEDE HACER ES; DEJAR DE SER QUIEN ES, PARA LLEGAR A SER QUIEN PUEDE LLEGAR A SER.